La Comuna
De Interés
 
 
Historia
"Estréchase el camino de Elicura

por la pequeña fada de una sierra
la causa y la razón de esta angostura
es un lago que el valle abajo cierra
".

Canto Cuarto del Poema "La Araucana" de Alonso de Ercilla y Zúñiga.-

Esta es la primera descripción que la historia hace de nuestra comuna, un reconocimiento a través de la historia que es necesario conocer y reconocer.

La historia cuenta que en estos rincones; mapuches y españoles lucharon hasta la muerte destacándose particulares combates con el de "Los Catorce de la Fama" que relata el "desigual combate y retirada de Juan Goméz de Almagro y 13 de los suyos cuando atravesaban Nahuelbuta en ayuda de Valdivia derrotada en Tucapel al igual que la muerte de los llamados Mártires de Elicura en la primavera de 1612" en lo que hoy se conoce como el sector del "Agua de los Padres".

Según consta en diversos textos históricos, Contulmo nace como zona poblada en la primavera de 1868, cuando Cornelio Saavedra, conocido como el pacificador de la Araucanía establece la construcción de un fuerte para la protección de quienes vivían en el lugar y asegurar el tránsito pacífico desde el BíoBío hacia la Araucanía.

Es, a partir de esta acción, que comienzan a llegar a la zona distintas familias que se establecieron y comenzaron a practicar diversos oficios, luego de ello y tras su ubicación estratégica el Estado Chileno comenzó el traslado de otros grupos de personas y la posterior traslado de la colonia alemana que finalmente terminó por dar forma a Contulmo el año 1939 cuando es declarada oficialmente como comuna.

A causa de su microclima y las características geográficas propias de la cordillera de Nahuelbuta, hay una fuerte presencia de la actividad hortofrutícola, en especial el cultivo de la Frutilla. La flora existente es rica en especies nativas como Robles, Lingues, Boldos, Coigües, Mañios, Raulies, Maqui, Murtilla y el Copihue que florece entre Canelos y Avellanos. La fauna también es variada y se destaca entre ellas el Pudú, el Monito del Monte, Zorros y Pumas.

Si desea conocer parte del legado de estos colonos, inicie un recorrido por la calle Millaray, encontrará las casas Pfaff, Vyhmeister, Hotel Central o Casa Geister. Esta última alojó a ilustres de la talla de Neruda. En dirección hacia el puerto de Contulmo encontrará el Molino Grollmus. Ha funcionado durante 80 años, con un sistema de turbinas que permite la molienda del trigo, de la manzana y el trabajo de un aserradero.

Del mismo modo, la cultura mapuche también ha reconstruido espacios que le permitirán conocer desde sus descendientes cada una de las prácticas ancestrales que hacen de su raza un a de las culturas más ricas de Sudamérica.

Y si busca parte de nuestra historia en un sólo lugar, puede visitar el Centro Cultural DUNGUNWE, aquí podrá observar parte del legado histórico de nuestros pueblos a partir de variados elementos propios de cada una de las culturas de nuestra trilogía.